martes, 1 de abril de 2014

La tasa de cambio en Colombia



Quizás uno de los temas más emocionantes e interesantes a los que nos enfrentamos cuando somos estudiantes de economía, es el estudio del dilema de la tasa de cambio. Al principio los módulos de Macroeconomía (en este caso, el capitulo 9-11 de la macroeconomia de mankiw) son poco complicados; términos como apreciación, depreciación, tasa de cambio real y tasa de cambio nominal son difíciles de comprender si no se tiene claro la dinámica de un mercado como un sistema integrado y mucho más si no hay claridad en temas claves como la política cambiaria del país. Como es bien sabido, Colombia ha tenido muchos escenarios en materia cambiaria a través del tiempo (como el crawling peg y el régimen de flotación sucia para nombrar algunos), pero lo primero que hay que tener claro es que siempre como en cualquier dilema hay un ganador y un perdedor y lo que se busca es tratar de compensar esa desigualdad lo más justo posible, el problema es que no muchas veces se logra y cuando se logra algunos otros engranajes de la economía pueden resultar afectados. 

En Colombia, recientemente las políticas gubernamentales de los últimos gobiernos se han encaminado en hacer esfuerzos para atraer inversionistas al país, en algunos casos toman herramientas como la tasa de interés (algo un poco más claro y “sencillo”) y la política monetaria con el fin de hacer otorgar mayor rentabilidad al inversionista traer su dinero acá y no llevarlo a otros mercados, otra herramienta que es un poco más complicada y no tan inmediata (ya que toma varios años en poderse consolidar) que va por el lado de la seguridad hacia la llamada “confianza inversionista” esto bajo el argumento de que vivimos en un país en constante conflicto y que los problemas de orden público son pan de cada día, y es obvio que nadie quiere invertir su dinero en un país en el que sabe que no hay estabilidad política y en el que no se pueda garantizar la seguridad y la integridad de sus ciudadanos y otra herramienta es la agresiva política de apertura comercial, política que podría ser perjudicial si no es manejada con suma precaución teniendo en cuenta que en materia de infraestructura, por ejemplo, Colombia no es un país muy bien posicionado en materia vial y portuaria algo bastante desfavorable teniendo en cuenta que vamos a competir con países como USA, Canada y países desarrollados que claramente tienen muchísimas fortalezas en este tema.

Todo esto tiene que ver para los individuos a los que más afecta directamente este dilema; exportadores e importadores unos les favorece una alto precio del dólar y otros una bajo precio el papel del gobierno y de las políticas es precisamente equilibrar esa desigualdad para que el que pierde no pierda mucho y el que gana tampoco lo haga mucho y esto es nada fácil, todo esto porque cualquier movimiento en la tasa de cambio puede afectar las cifras de inflación



El panorama actual en Colombia es bastante curioso, hoy estamos en un tiempo de fuerte revaluación a pesar de que hace unos pocos meses el gobierno sacaba a relucir la tasa de cambio que mantenía de manera artificial (devaluación muy fuerte que en gran parte fue también muy "favorecida" por los choques macroeconómicos externos de los demás países emergentes) en unos máximos que no se veían desde diciembre de 2010, ya que alcanzo a llegar por encima de los 2.048 pesos, todo esto teniendo en cuenta también la coyuntura que se vivía en estados unidos en los primeros meses de este año en el que la FED aun mantenía su política de estímulos monetarios lo que mantenía un poco la tranquilidad y confianza de los inversores, pero ahora el escenario es totalmente distinto, hoy la FED ya recorto su programa de estímulos lo que hizo que regresaran los temores a los inversionistas y adicionalmente una llegada importante de flujos desde que J.P Morgan mencionara una mayor participación en los TES que, por cierto se han vuelto bastante atractivos para los inversionistas. 

Desde el mes de marzo se espera que las compras en estos títulos sean alrededor de 20 billones de pesos, para lo que ha hecho que la TRM hoy se pueda ubicar muy por debajo de los 1.980 pesos y con una fuerte tendencia a la baja. A pesar de que hoy tenemos una inflación baja y controlada, que es donde arranca realmente el dilema de la tasa de cambio (tasa de cambio vs inflación), hoy tenemos una corrección forzada en la tasa de cambio, que la hace regresar a su nivel "normal" (quiero aclarar que no me refiero a que exactamente esto sea normal simplemente regreso al nivel al que estábamos acostumbrados a verla hace unos cuantos meses atras); las preguntas claves son, ¿Que pasará con el mercado de TES en Colombia?; ¿Seguirá siendo atractivo en los meses que vienen?; si eventualmente los flujos de divisas que llegan se van ¿Que tan grande sera el impacto sobre la economía? y en estos momentos obviamente en epoca electoral, ¿Le favorecerá al gobierno, en cuanto a reelección se refiere, la corrección que se esta viendo en la tasa de cambio, teniendo en cuenta la baja inflación actual?.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario