lunes, 16 de junio de 2014

Las Nuevas deudas del presidente Santos

Fuente: Registraduria Colombia
Luego de una asquerosa campaña, mas que en la primera vuelta, ganó Santos, algo que en particular, no me hace feliz y mucho menos cuando de rival estaba Oscar Ivan Zuluaga; fue para mi tal, el dilema en el momento de recibir el tarjetón y dirigirme a marcar el voto que tuve que demorarme mas de 5 minutos pensando como diablos votar, primero porque como es bien sabido, ninguno de los dos candidatos representaba lo que creo que el país debería ser, por un lado Santos con un gobierno lleno de corrupción y con unos burócratas hambrientos de puestos tratando de abrirse paso por la incauta sociedad colombiana prometiendo una paz que finalmente esta demostrando que quien la decide son los que precisamente han estado haciendole daño al país por mas de 50 años un daño que tardará siglos en poderse reparar completamente y que el gobierno no ha demostrado otra cosa que ser debíl y flexible con las condiciones que la guerrilla le ha estado imponiendo, solo hay una gran verdad en ese proceso en la habana y es que los cuidadanos del común, no sabemos como se están llegando a esos acuerdos en esos temas tan sensibles y esquivos como lo eran antes para la guerrilla, no sabemos como se están jugando las "cartas de la paz" y lo peor, no sabemos cuanto tenemos que pagar. 

Por otro lado estaba Oscar Ivan Zuluaga, un candidato que solo escupía fuego e insultos contra santos y su gobierno (cosa que no aportaba nada a los debates), algo que aprendió bastante bien de su mentor y titiritero, un candidato que solo se jactaba de mencionar que había sido el mejor ministro de hacienda pero, ¿Y eso de que sirvió?, la desigualdad siguió en aumento, el salario mínimo siguió siendo mínimo, el empleo no mejoró, elimino las horas extras para los trabajadores y lo peor, un candidato indeciso en cuanto al proceso en la habana, algo que determino mi confirmación de no votar por el. Asi, quiero resaltar varias cifras en comparación con la primera vuelta presidencial:

Fuente: Registraduria Colombia, elaboración propia
1. Los fortines políticos: aunque algunos se lograron voltear a ultima hora en el caso de Zuluaga, encontró en antioquia y en los departamentos en los que durante el 2013 se vio el paro agrario, un amplio y mayoritario apoyo a su candidatura, adicionalmente arrazó, como era de esperarse en antioquia, tierra donde ampliamente el uribismo es demasiado fuerte. Por otra parte Santos se consolido en el norte del pais y en zonas de frontera (no se porque en norte de santander, en arauca, y san andres departamentos ampliamente olvidados por el gobierno santos) pero el gran cambio que hizo voltear la balanza a favor del ahora reelecto presidente santos, no solo fue la consolidación del norte del pais, donde se movio ampliamente la maquinaria estatal, sino en Bogota, que fue la que al final determino el giro hacia santos, un fortín menos para Zuluaga que se había consolidado en primera vuelta

2. Los departamentos en donde se vive el conflicto: Departamentos en el pacifico sur como Nariño, Cauca, y valle votaron por la reelección, la esperanza de ponerle fin al conflicto, de hecho, esta fue la consigna de la mayoria de sus votantes en estas regiones, regiones ampliamente afectadas por las secuelas del conflicto (en su gran mayoria el departamento del cauca, con constantes hostigamientos por parte de la guerrilla de las farc en poblaciones como por ejemplo toribio).

3. La Abstencion bajo 7%: Con respecto a la primera vuelta la abstención esta vez no marco una mayoria preocupante (aunque aun debe verse con atención), si bien es cierto, las segundas vueltas presidenciales a nivel mundial no marcan amplia mayoria electoral las elecciones en Colombia han demostrado que deben ser vistas con lupa en este campo, un llamado de atención a los políticos frente al desencanto que es cada vez mas evidente de la población.

4. El partido de la Selección: El sabado no fue un día normal en Colombia, primero porque volviamos a ver a la selección en un mundial luego de 16 largos años, un dia en el que por primera vez para muchos, veian a la selección en un mundial, un dia lleno de ilusion en el que todos y cada uno de los colombianos teniamos una gran ilusión y optimismo en lo que harian en brasil, y si, lo logramos, ganamos y por una amplia mayoria de goles esto desbordo el optimismo el nacionalismo se desbordo, lloramos de orgullo (me incluyo) cuando cantamos ese largo himno nacional cuando comenzó el partido, al otro día algunos todavia con el optimismo a pecho (a mi ya se me había pasado rápido afortunadamente) salimos a votar para hacer caer la abstención, algo que fue clave en la segunda vuelta y que beneficio tanto a Zuluaga como a Santos.



Pero quizas el punto mas importante luego de los resultados y la reelección de Santos son las alianzas previas a la eleccion, la gran pregunta es ¿Cuánto, cómo y cuando tendrá que pagar Santos los favores recibidos?, Santos hizo alianzas con toda la "izquierda2 colombiana, de hecho parte de los votos que fueron determinantes en Bogotá fueron votos petristas, del polo y algunos verdes, es evidente que el presidente Santos tiene ahora una grandisima deuda, que no solo tendra que pagar con la eventual firma del proceso de Paz, con el cual baso todo su discurso y toda su campaña tanto en primera como en segunda vuelta, sino que la política en Colombia tradicionalmente ha sido burocrata, No alcanzaran los 4 años de gobierno para pagar la jugosa factura que le pasara la mal llamada "Unidad Nacional", quizas sea un modelo icetex de política, endeudarse ahora sin importar las consecuencias ahora para terminar pagando toda la vida, y quizas tampoco alcanzaran los ministerios y puestos burocráticos en todo el aparato del estado para devolver el amplio favor recibido, y todo por la ambision del poder y por cumplir una Paz que ahora mas que nunca, se le convirtió en una obligación al presidente.

Solo el tiempo dirá si fue una buena opción haber escogido a Santos y que la Paz (si es que llega a ser realidad) sea una paz sin impunidad, una paz con justicia y verdad; por el lado de Zuluaga, el discurso de derrota, no fue mas que una demostración de gallardia y de respeto, si bien Zuluaga nunca fue mi candidato predilecto hay que resaltarle su demostración de buen perdedor y que es conciente que en la politica como en la vida, no siempre se gana, y que hay muchas formas en una democracia (afortunadamente) de manifestar oposición sin violencia, cosa que su titiritero no hizo, y que al contrario, escupio mas veneno que nunca, veneno que demostró el odio que tiene hacia una gran parte del país.


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada