lunes, 16 de febrero de 2015

La deuda externa en Colombia

Colombia sufre de un deficit en cuenta corriente para lo cual se hace necesario cubrirlo teniendo en cuenta 2 opciones: las reservas internacionales o acudir al sector externo, en este momento se ha acudido a las dos opciones una en mayor medida que la otra teniendo en cuenta que estamos en una época de devaluación del peso, pero la deuda aun sigue creciendo. Si bien es cierto no tenemos niveles de deuda alarmantes como otros países en America latina o en Europa, si vale la pena estudiar el nivel de endeudamiento que el país esta alcanzando año a año. A corte de septiembre  de 2014 según el banco de la Republica, la deuda externa representa un 24% del PIB y un crecimiento del 13% en relación con el año 2013, es decir, se superaron los 90.000 millones de dólares que se concentran en bonos y obligaciones bancarias. Si tenemos en cuenta que esa concentración de deuda representa un 91% de deuda en dólares debemos hacernos a la idea que con el comportamiento del dolar a inicios del 2015 la deuda externa ha aumentado alrededor de un 15%, es decir, que por primera vez se superó la barrera de los 100.000 millones de dólares.

Fuente: deuda externa en colombia, subgerencia  de estudios económicos banrep.gov.co
También es importante resaltar el "apetito" que han tenido los inversores sobre los activos Colombianos y las atractivas tasas de interés, lo que ha hecho que el gobierno haya respondido masivamente a esta demanda emitiendo más bonos, pero aunque no todo es tan bueno, puesto que la inversión extranjera ha bajado y dado en gran parte por los bajos precios del petróleo (la mayoría de inversiones importantes en Colombia son inversiones en el sector energético), las remesas de los colombianos en el exterior han disminuido considerablemente, es bueno mencionar que se tiene un nivel de deuda "sano" en comparación con los demás países de la región. 

Precios del WTI

Por supuesto los bajos precios del petróleo, son un gran problema desde esta perspectiva, puesto que el país depende enormemente de los ingresos petroleros, hoy el país esta perdiendo aproximadamente unos 15 billones de ingresos de los cuales gran parte podrían haber parado a pagar deuda externa, siendo así hoy la deuda seguirá en aumento, vale la pena revisar el marco fiscal de mediano plazo, y reformular una reforma tributaria estructural (Aunque quizás en la practica no sea mas que una utopía) que permita contener los choques externos como los efectos que coyunturalmente estamos viviendo. 

La reforma tributaria que recientemente se aplico a inicios de este 2015 quizás ya no alcance a ser suficiente y no alcance a cubrir las necesidades de liquidez necesarias, pero ya la carga impositiva es bastante considerable como para pensar en que este año se puedan gravar muchas mas empresas y actividades, entonces, ¿Qué hacer?; una pregunta bastante compleja aunque mucho mas compleja aun llevarla a la aplicación, lo primero seria estimular las exportaciones de los demás sectores de la economía aprovechando la coyuntura de un dólar fuerte que permita de alguna forma compensar los ingresos que se dejan de recibir por los recursos energéticos, prepararse y esperar la época de vacas flacas, y esperar también a que el gobierno siga siendo prudente en sus gastos, claro, si tenemos en cuenta que estamos en época de post-conflicto (eso es lo que supongo) esta época de vacas flacas bastante importante ya que la paz al igual que la guerra tiene un alto costo, nada es gratis.


Licencia Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario