lunes, 27 de febrero de 2017

Perspectivas económicas para Colombia en 2017

Ya estamos casi que ad portas de culminar el primer trimestre del año, y las perspectivas económicas para Colombia no son para nada alentadoras, entrando en contexto tenemos que tener en cuenta el déficit fiscal que nos dejo el año 2016, y obviamente los bajos precios del petróleo.

Colombia no es un país petrolero, es un país que produce petróleo que es un concepto muy diferente, sin embargo sus ingresos dependen en gran parte de los precios internacionales del crudo, y aunque actualmente el gobierno se empeña en seguir expandiendo sus gastos, en gran parte respondiendo a toda la tesis del post-conflicto, todavía existen grandes desequilibrios económicos que son muy dificiles de subsanar con la implementación de una reforma tributaria integral como la que esta vigente. 

Según los expertos para que el déficit sea medianamente sostenible en el tiempo, este debería lograr reducirse por lo menos a un 3% del PIB, esto significa claramente un largo periodo en el que el sector privado tendrá que ajustar sus gastos para abrirle paso al soporte de estos nuevos impuestos. La pregunta es ¿Qué tanto podrá sostener el sector privado este déficit?, y para poder lograr responder esta pregunta hay que tener en cuenta dos grandes items:

El primero tiene que ver con el poder adquisitivo de los hogares y obviamente con la inflación que por cierto ha sido alta, tanto así, que el Banco de la República ha reconocido que quizás no se logre la meta de inflación para este año que esta entre el 2 y el 4%. (en 2016 la inflación alcanzo la cifra de 5.75%). Esto hace que haya un mayor ajuste a los ingresos de las personas que tendrán que adquirir menos con el mismo dinero.

El segundo tiene que ver con el déficit en balanza comercial, un aspecto bastante importante en lo que tiene que ver con los ingresos nacionales, ya que en 2016 bajaron un 13% lo que significa que hoy en día el país vende menos de la mitad de lo que solía vender en el exterior unos cuantos años atrás, es necesario comenzar una campaña de diversificación de las mismas e incentivar a las pequeñas y medianas empresas que se están creando, no solamente aprender a ser sostenibles en el tiempo (cosa bastante difícil en un país como Colombia, sobre todo en el tema impositivo) sino a crear nuevos servicios y nuevos productos que permitan al país ser mas competitivo a nivel internacional.

En general las perspectivas de crecimiento no son muy buenas, mientras el gobierno espera que la economía colombiana crezca alrededor de un 2,5% en 2017 los expertos sitúan esta cifra en al menos un 2,2%. En mi opinión creo que estoy de acuerdo con el pesimismo de la mayoría de los expertos, y todo esto debido a que la reforma actual no esta encaminada a cubrir temas tan trascendentales como la evasión que seria un tema que aliviaría en gran manera los ingresos vía impuestos, supongo que el crecimiento económico para Colombia con estas perspectivas macroeconómicas estará alrededor de un 1,8% 

En todo caso hay que estar atentos al comportamiento de temas como los precios del crudo y claramente el precio del dolar, que por cierto se esta acercando mas a los 2900 actualmente que a sobrepasar la barrera de los 3200 pesos. Por ahora, hay que ajustar el presupuesto.

sábado, 14 de enero de 2017

La reforma tributaria en Colombia ¿Una reforma estructural?




Hace ya algun tiempo que deje de un lado el hábito del blog, y desde la ultima vez han pasado muchos hechos a nivel económico que han marcado el panorama geopolitico mundial y por supuesto de Colombia. 
  • Antecedentes y hechos 2015-2016


En 2015 la política monetaria expansiva a nivel global fue una regla general prevista por la inminente subida en las tasas de interes por parte de la FED, la incertidumbre en la economía Griega, El colapso en los precios del petroleo, el descongelamiento en las relaciones de Cuba y USA que fue uno de los hechos mas relevantes de ese año y quizas de la década fueron algunos de los hechos internacionales que marcaron ese año, en Colombia fue particularmente dificil explicada en gran parte por la caida de los precios del petroleo, una devaluación inminente y una caida importante en las exportaciones por no decir nada del aumento en el comportamiento de los precios internos (inflación del 6,77% a diciembre 2015). 

Para el siguiente año en 2016 el panorama económico mundial tampoco fue bastante alentador, en junio de 2016 el Reino Unido le dijo adiós a la Union Europea y con el un panorama desestabilizador para el euro asi como un endurecimiento en su política migratoria y de intercambios financieros, el terrorismo mundial seguia en aumento y cobrando mas victimas cada día, se intensificaron los atentados en Europa, uno de los mas cruentos ocurrio en Niza, Francia en Noviembre, el asesinato del embajador Ruso en Turquia a finales del mes de Diciembre y la elección de Donald Trump como presidente de USA fueron algunos de los hechos mas importantes que marcaron el 2016. En Colombia el 2016 fue un año muy dificil a nivel político y económico, el crecimiento estubo caracterizado por una desesaceleración constante, los paros camioneros, la devaluación, la caida en la producción petrolera y bajos precios del crudo, el amplio y enorme déficit fiscal que ronda los 27 billones de pesos aproximadamente (este tema es el que vamos a analizar); y en terminos políticos, la victoria del "No" en el plebiscito por la paz y que el presidente Santos obtiene el nobel de paz.

Todos estos hechos marcaron estos dos ultimos años como los mas activos de la década en terminos de hechos historicos que marcaron y marcaran el rumbo de muchas naciones por supuesto, entre estas Colombia.


  • La reforma tributaria en Colombia.
Segun cifras oficiales, el deficit fiscal que afronta el gobierno de Colombia actualmente es de 27 billones de pesos, explicado en gran parte por la temporada de los bajos precios del petroleo a nivel internacional y a la volatilidad del precio del dolar, obviamente tambien existe un gran pedazo explicado por la corrupción a nivel gubernamental.

Esto hizo que desde hace 2 años se reunieran una comisión de expertos para preparar la que seria la reforma tributaria mas ambiciosa que se haya realizado en Colombia, una reforma estructural en la que busca recaudar mas de 12,5 billones de pesos y en la que basicamente se concentra en el recaudo por via del IVA que pasa del 16% al 19%.

¿Pero es realmente "estructural"?, el gobierno la hace ver como la panacea de las reformas muy necesaria para la economía Colombiana y que promete solucionar muchos de los problemas fiscales del país. El tema es que ni siquiera la comisión de expertos se refirió a la reforma como estructural, basicamente la denominaron integral, y el sector empresarial la califico como nociva y altamente regresiva. Esta reforma mantiene la excención de impuesto de renta a las entidades sin animo de lucro, las cooperativas pagaran un 20% mas de sus excedentes en impuestos, los pequeños comerciantes que ganen entre 40 y 100 millones anuales deberan declarar renta, asalariados que ganen desde 2.700.000 pagaran renta, los dividiendos seran gravados con un impuesto del 10% si son superiores a 29 millones, los precios de los combustibles aumentan  y pasa a 200 pesos por galon y algunas medidas a la evasión de impuestos como algunas multas e incluso carcel.

Es una reforma realmente regresiva, en la que practicamente quedan muy pocas cosas por gravar, de hecho toda la reforma se basa en sustentar ingresos de manera indirecta lo cual es bastante nocivo para el poder adquisitivo de la población en general, e incluso para las empresas puesto que tendran una carga tributaria enorme que hara un poco mas dificil el panorama laboral para 2017, esto frena la competitividad, se fomenta la evasión puesto que los castigos iniciales que plantea la reforma no son suficientemente fuertes y efectivos para concentrar los esfuerzos en evitar la evasión.

Hoy la reforma ya es un hecho, y es un hecho que este 2017 será un año bastante dificil en materia económica para el país, a esto hay que sumarle los retos economicos del postconflicto y las perspectivas de crecimiento e inflación por parte de los expertos, que no son nada alentadoras.

¡A apretarse el cinturon!



Licencia Creative Commons