lunes, 27 de febrero de 2017

Perspectivas económicas para Colombia en 2017

Ya estamos casi que ad portas de culminar el primer trimestre del año, y las perspectivas económicas para Colombia no son para nada alentadoras, entrando en contexto tenemos que tener en cuenta el déficit fiscal que nos dejo el año 2016, y obviamente los bajos precios del petróleo.

Colombia no es un país petrolero, es un país que produce petróleo que es un concepto muy diferente, sin embargo sus ingresos dependen en gran parte de los precios internacionales del crudo, y aunque actualmente el gobierno se empeña en seguir expandiendo sus gastos, en gran parte respondiendo a toda la tesis del post-conflicto, todavía existen grandes desequilibrios económicos que son muy dificiles de subsanar con la implementación de una reforma tributaria integral como la que esta vigente. 

Según los expertos para que el déficit sea medianamente sostenible en el tiempo, este debería lograr reducirse por lo menos a un 3% del PIB, esto significa claramente un largo periodo en el que el sector privado tendrá que ajustar sus gastos para abrirle paso al soporte de estos nuevos impuestos. La pregunta es ¿Qué tanto podrá sostener el sector privado este déficit?, y para poder lograr responder esta pregunta hay que tener en cuenta dos grandes items:

El primero tiene que ver con el poder adquisitivo de los hogares y obviamente con la inflación que por cierto ha sido alta, tanto así, que el Banco de la República ha reconocido que quizás no se logre la meta de inflación para este año que esta entre el 2 y el 4%. (en 2016 la inflación alcanzo la cifra de 5.75%). Esto hace que haya un mayor ajuste a los ingresos de las personas que tendrán que adquirir menos con el mismo dinero.

El segundo tiene que ver con el déficit en balanza comercial, un aspecto bastante importante en lo que tiene que ver con los ingresos nacionales, ya que en 2016 bajaron un 13% lo que significa que hoy en día el país vende menos de la mitad de lo que solía vender en el exterior unos cuantos años atrás, es necesario comenzar una campaña de diversificación de las mismas e incentivar a las pequeñas y medianas empresas que se están creando, no solamente aprender a ser sostenibles en el tiempo (cosa bastante difícil en un país como Colombia, sobre todo en el tema impositivo) sino a crear nuevos servicios y nuevos productos que permitan al país ser mas competitivo a nivel internacional.

En general las perspectivas de crecimiento no son muy buenas, mientras el gobierno espera que la economía colombiana crezca alrededor de un 2,5% en 2017 los expertos sitúan esta cifra en al menos un 2,2%. En mi opinión creo que estoy de acuerdo con el pesimismo de la mayoría de los expertos, y todo esto debido a que la reforma actual no esta encaminada a cubrir temas tan trascendentales como la evasión que seria un tema que aliviaría en gran manera los ingresos vía impuestos, supongo que el crecimiento económico para Colombia con estas perspectivas macroeconómicas estará alrededor de un 1,8% 

En todo caso hay que estar atentos al comportamiento de temas como los precios del crudo y claramente el precio del dolar, que por cierto se esta acercando mas a los 2900 actualmente que a sobrepasar la barrera de los 3200 pesos. Por ahora, hay que ajustar el presupuesto.